Las razones de la formación Online

Actualmente son diversos los motivos por los que mucha gente tiene serias dificultades a la hora de acceder a una formación tradicional (asumiendo que esta modalidad se refiere a una formación presencial). Esta realidad ha llevado a las nuevas tecnologías a explorar nuevos caminos con el objetivo de ofrecer a estas personas una formación de calidad pero, al mismo tiempo, al alcance de todos.

Es así como surge lo que hoy conocemos como formación online. En España, hablar de cursos online obliga a referenciar a la UNED: la institución puntera en el sector. En la actualidad, por ejemplo, la Fundación UNED mantiene abierta la convocatoria a uno de los cursos sobre Administración de Aulas Virtuales Moodle más exitosos: Técnicas y estrategias pedagógicas en el diseño de cursos online (XI edición).

¿Por qué recibir formación online puede ser una buena idea?

Antes de nada hay que partir de esta premisa. La formación online es aquella que se lleva a cabo, se recibe o se imparte, a través de Internet. Y todo ello sin necesidad de entrar en tecnologías o recursos, ya que cada plataforma tendrá sus particularidades, pros y contras.

Mayor flexibilidad horaria

Seguramente esta sea la principal ventaja que una persona se puede encontrar. Al no tener que acudir a un determinado centro de manera presencial, el alumno puede adaptar sus cursos a su propio ritmo de vida. Por las mañanas, por las tardes e incluso por las noches; lo único que tiene que hacer es entrar en el aula virtual y retomar su proceso formativo. De lo que se trata es de usar nuevas tecnologías para adquirir nuevas herramientas y competencias, no de tener que hacerlo dentro de unos horarios concretos.

No importar donde esté el alumno

Si el momento no es problema, el lugar tampoco lo es. Y esto es una gran ventaja ya que los alumnos ya no tendrán que desplazarse a un centro concreto. No tendrán que invertir dinero en coche o transporte público.

Pero eso no es todo. Se podrá estar desplazado por motivos de trabajo, personales o de ocio y todo podrá seguir su curso normal. Precisamente de eso se trata. De poder adquirir conocimiento sin importar el lugar.

Existe una amplia oferta formativa

Hay que admitir que en un primer momento esto no era así. No existían muchos cursos, másteres o grados que se pudieran realizar de manera online. Sin embargo, todo ha cambiado a gran velocidad y ahora son centenares las posibilidades, la oferta formativa no para de aumentar cada año. Nuevas tecnologías, ciencias aplicadas, idiomas, informática, cocina o marketing online. Todo esto y mucho más se puede aprender a través de la red de redes.

Contenidos actuales y de calidad

Lejos quedaron los tiempos en los que el conocimiento solo estaba en las aulas. Ahora hay expertos en muchas materias que elaboran unos temarios online de extraordinaria calidad. Además, gracias a estas tecnologías, estos pueden ser actualizados en tiempo real, incluyendo material adicional, por lo que el alumno siempre tendrá la información más vanguardista que existe en todo momento.

Múltiples herramientas de comunicación

Tutorías, reuniones, debates o charlas. Eso sí, todo presencial. Esta era la tendencia hace unos años. Ahora existen foros públicos y privados, aplicaciones de mensajería instantánea, redes sociales o incluso vídeo conferencias, sin olvidar, por supuesto, el correo electrónico.

Una gran cantidad de recursos a través de las cuales el alumno se puede poner en contacto con otros compañeros para trabajar de manera conjunta o con el profesor, con la intención de aclarar ciertas dudas o problemas que pueden surgir.