Curso de aulas Moodle de la F UNED

Cuando se habla de plataformas de formación online, hay que decir que Moodle es el máximo exponente. No en vano actualmente existen 40.000 escuelas virtuales en las que están integrados más de 30 millones de usuario. Y la cifra sigue aumentando.

Moodle es utilizado incluso por los grandes

Hay que hacer notar que esta plataforma de e-learning no solo es utilizada a nivel particular o en pequeños grupos. Grandes compañías la usan como aula virtual para impartir formación a sus empleados.

De ahí la expansión que está experimentando y que seguramente continúe en los próximos años, sobre todo si se tiene en cuenta que la tendencia de las corporaciones es a estar descentralizadas.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de este sistema?

Los millones de alumnos que tiene Moodle no es algo que sea casualidad. Son tantas las ventajas operativas que éstos encuentran en la plataforma que es considerada como la mejor manera de recibir una formación de calidad a través de Internet. Unas bondades que no hacen otra cosa que potenciar los beneficios de la formación Online: accesibilidad, comunicación, socialización, conocimiento compartido, etc.

Total libertad del alumno

El alumno ya no está atado a un lugar y a una hora en concreto. Salvo en algunos casos, como pueden ser los webinars, la formación se puede recibir en cualquier lugar del planeta y en cualquier momento.

Y todo esto con la ventaja añadida de que, incluso, se pueden utilizar dispositivos móviles: teléfonos y tabletas, etc.

Elimina las barreras corporativas

Las empresas, sobre todo las que tienen un gran tamaño, ya no tienen que preocuparse por imponer estándares formativos. Será el propio alumno el que se forme en función de su situación particular y a través del método que considere más oportuno. Esto reduce costes corporativos y hace que los conocimientos se afiancen mejor.

Potencia el trabajo en grupo

El hecho de que las personas que reciben un determinado curso no estén en la misma ciudad o país, podría llegar a ser un problema si es necesario realizar trabajos colaborativos. Esto no sucede con Moodle. Las salas de chat interactivas, los foros y la posibilidad de crear grupos hacen que todos puedan estar intercomunicados.

Sirve de biblioteca permanente

Las aulas virtuales, sobre todo cuando finaliza la formación, pueden ser un punto de encuentro en el que la información de calidad y actualizada será una constante. Un punto al que cualquiera puede acudir, mientras el acceso esté permitido, para continuar recabando datos de interés.

Entornos hechos a medida

Seguramente este sea uno de los motivos de su gran acogida a lo largo y ancho del planeta. Y es que Moodle no es un entorno cerrado. No es una arquitectura fija. Partiendo de una base bien definida, existen muchas las alternativas de personalización y maximización.

De este modo, los cursos, seminarios o másteres online se pueden diseñar en función de las necesidades de los alumnos o demandas de la producción.

El curso de Moodle de la Fundación UNED

La F UNED, consciente del valor estratégico que ofrece una herramienta educativa tan versátil como Moodle, pone en marcha la XI edición del curso “Administrador de Aulas Virtuales Moodle”. 200 horas lectivas donde se aprenderá la mejor técnica y estrategia pedagógica para el diseño de formaciones Online.